Histórico

Esta es la historia de un sueño, de una aventura. Eso que uno imagina muchas veces a lo largo del tiempo, lo piensa e idealiza, lo teje y desteje con la seguridad de que muy difícilmente será posible. ¡Pero qué bonito sueño! ¿Será verdad eso de que cuando uno piensa y desea algo de corazón, se hace realidad?

Pues sí. Fue hacia el verano del 96. El siglo pasado, ¡qué cosas! Una casual conversación, en el lugar y con los oyentes adecuados, desencadenó una serie de causalidades que nos llevaron hasta Alcalá la Real. Allí encontramos a la persona que creyó y apoyó el nacimiento del festival. Era el alcalde, Juan Rafael Canovaca, que escuchó, meditó y, algún tiempo después, nos dijo que adelante.

Desde el principio quisimos que Etnosur fuera un encuentro cultural gratuito. Pretendíamos que, antes que nadie, fueran los propios alcalaínos los que decidieran si querían o no ese concepto de festival. Y es que no queríamos hacer un festival de música, sino con música. Queríamos que estuviera abierto a muchas disciplinas artísticas, a todos los sabores y olores. Un festival sin fronteras.

Página siguiente »
Etnosur utiliza cookies para funcionar, si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. aceptar | Más información