Un vuelco al mundo en Etnosur

Concluye una edición más de Etnosur, la número 22 de un festival gratuito que lejos de envejecer rejuvenece cada año, reinventándose a sí mismo, renovando sus contenidos y aumentando la asistencia, la participación y la interacción con el público asistente.

Son ya dos décadas de convivencia en Alcalá la Real, un mágico enclave jiennense que creyó en el festival desde el principio, cuyo Ayuntamiento es el principal financiador del festival, junto con la Diputación Provincial de Jaén, y cuyos habitantes se vuelcan todos los años en acoger la gran afluencia de asistentes, de todas las edades y de distintas regiones del mundo, que se dan cita cada año. El respeto mutuo y el entendimiento entre alcalaínos y foráneos es una de las esencias del festival, y el motor que hace de este festival un punto de encuentro sin incidencias graves.

Dos son las señas de identidad que mejor definen esta edición de Etnosur: emoción y viaje. Durante los 3 días del festival los asistentes han podido recorrer el mundo sin moverse de este municipio jiennense,  a través de la música, el cine, los talleres, la narración oral… Un viaje que este año ha puesto rumbo a los océanos Pacífico e Índico, y la vida que aflora en sus islas. Este año además las distintas actividades programadas (y no programadas) han agitado las emociones de los públicos asistentes, poniendo el foco de atención en algunos de los principales problemas del mundo moderno y revelando verdades escondidas.

La sostenibilidad, tanto social como medioambiental, es  otro de los aspectos clave de un festival arraigado en el poder de la conciencia y en el aprendizaje colectivo. Igualmente, el espíritu familiar se ha dejado ver un año más en una programación de actividades dirigidas a públicos de todas las edades, y pensadas para que cada asistente pueda crear y vivir su propio Etnosur.

Desde el Ayuntamiento se ha destacado sobre esta edición que la asistencia al festival ha sido superior a la del año pasado y es equiparable a las de los mejores años del festival, y que el entendimiento entre los asistentes y los habitantes sigue siendo ejemplar, demostrando por lo tanto que este festival tiene fuerza para muchos años. La próxima edición de Etnosur ya tiene fecha: 19, 20 y 21 de julio de 2019, y un año por delante para reinventarse y mejorar.

Etnosur utiliza cookies para funcionar, si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. aceptar | Más información