Juan Andrés García Román

(Granada, 1979) Se dedica a la poesía, a la traducción literaria y a la enseñanza. Ha traducido, entre otros, a R. M. Rilke, F. Hölderlin, F. Kafka, A. Schnitzler o H. P. Lovecraft. Es autor, entre otros poemarios, de El fósforo astillado, La adoración (DVD Ediciones, 2008 y 2011) y Fruta para el pajarillo de la superstición (Pre-Textos, 2016). Su poesía ha sido incluida en diversas muestras antológicas de la poesía española contemporánea.


RÉQUIEM Y FUGA MUY LEJOS

Cuando mañana me despierte y no vea

la cama de mi hermano

paralela a la mía como un signo de igual

ni su cuerpo en ella como un parterre

ni su rostro y sus gafas como flor de ese parterre,

 

cuando las plantas de nuestros pies ya no señalen el amanecer.

 

Cuando mañana me levante

y me saquen sangre en una sala blanca para siempre,

cuando me pongan una pulsera de goma

y al final del brazo del sillón,

se cierre un puño y se abra una mano

soltando algo o

tomando prestado algo al Señor.

 

Cuando mañana me levante temprano para ir al colegio

pero a mi pupitre se haya sentado la muerte niña.

 

O cuando el mediodía descalabre una sombra

muy espesa de lápida o de torre

un día y otro y otro

y yo huya metiendo la cabeza en la soga

pero el resto del cuerpo no me quepa

y me quede colgando del cielo

 

y contemplando

 

la cabeza del cuerpo del Señor,

las rodillas del cuerpo del Señor,

el corazón del cuerpo del Señor.

 

Cuando mañana me levante

pero la luna podrida tenga un gusano,

cuando llueva tan dentro

que se me encharque un órgano

y, entalleciendo en él, la primavera

me impulse junto a mis maestros viejos,

los que echaron la rama de un bastón

y murieron goteando en las cátedras

de un colegio futuro

 

y un recreo de niños albinos y felices.

Síguenos en redes sociales y comparte:
Etnosur utiliza cookies para funcionar, si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. aceptar | Más información