Maui en la plaza del Ayuntamiento

Para muchos de los etnosureños el escenario de la plaza del Ayuntamiento, antes del Arcipreste de Hita, es el más bonito de todo el festival. Por allí, sobre las 20 horas, hemos visto durante años a artistas de toda clase, condición y formato que animaban al atardecer esta parte del pueblo.

Ayer le tocó el turno a Maui, que con la gracia que le caracteriza ironizó sobre que la quisieron traer aquí hace 20 años y no cuadró. Ahora viene como una joven promesa, con cuarenta años y cinco discos en la chepa.

La utrerana es una artista especial que juega con la palabra, el compás, la teatralidad, el humor y lo que haga falta. Sí, es Maui, la de los Sirénidos y otras cosas más, que genera  y tiene un estilo muy personal, inclasificable para algunos a la par que atractivo por su diversidad.

Canta y cuenta sus historias cargadas de surrealismo cotidiano con un grupazo detrás y una puesta en escena absolutamente arrebatadora. Su espectáculo trasciende al concepto clásico del concierto al uso y te transporta a otros mundos, otras situaciones…

Así trascurrió su concierto, quizás con demasiado ruido de fondo, mucha gente cascando sin anestesia y claro, pues desluce un poco el espectáculo.

A mitad de concierto hizo un homenaje muy sentido a su tío Bambino, el más grande, que ahora hace 20 años de su fallecimiento. Vino acompañado de una anécdota con él cuando era chica. Un día que tenía prisa para llegar a la clase de latín, le dijo su tío: Niña, tomate un vaso de caracoles con tu tío, y Maui le dijo que no que tenía que ir a latín. Y este le preguntó ¿tú que prefieres, tomarte un vaso de caracoles con tú tío Bambino o el latín?

A partir de ahí se vino todo el mundo arriba y hasta el final, todo fue un puro vacilón. En el último tema invitó al subirse al escenario a María la Mónica para que le hiciera unos coritos.

El escenario de la plaza del Ayuntamiento es uno de los micromundos que tiene Etnosur, dónde los artistas entran en comunión con el público la mayoría de las veces y otras son mundos paralelos. El personal es muy especial y quiere su protagonismo también, así que hay que hacer toreo de salón para que la cosa fluya y todo acabe como dios manda. Aserejé.

Paco Salas

Síguenos en redes sociales y comparte:
Etnosur utiliza cookies para funcionar, si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. aceptar | Más información