Público de distintas partes del mundo responde a la llamada de Etnosur

Seydu, Youssou N’Dour, Cabruêra, Chotokoeu, DJ Rachael, narradores, talleres, circo, foro y mucho más en el primer día del Festival

El primer día de Etnosur congregó ayer a un elevado número de asistentes en Alcalá la Real, hasta el punto habilitar una zona de acampada alternativa para poder acoger al público más rezagado. Alcalaínos y foráneos se mezclaron en el ambiente plural y tolerante habitual del festival, y vibraron de emoción ante las actuaciones musicales, el circo y las demás actividades. Este año el público destacó especialmente por su diversidad cultural y geográfica, con un claro predominio de asistentes africanos.

Seydu fue quien abrió la noche con su peculiar mezcla de reggae, afro, latin, jazz, pop y otros estilos, y quien calentó motores y caldeó el ambiente para Youssou N´Dour. El artista senegalés ofreció un directo cargado de energía en el que su voz concentró las ilusiones de un público complacido y entusiasmado. El alcalde Alcalá la Real, Carlos Hinojosa, y el escultor Xavier de Torres le entregaron el Premio Solidario del Festival sobre el escenario, en reconocimiento a su labor por fomentar la cultura y la igualdad social en África.

Seguidamente Cabruêra tomó el relevo. La banda brasileña destacó por su derroche de vitalidad y movimiento sobre las tablas etnosureñas, con un directo explosivo que mantuvo el pulso musical del público hasta cerca de las cuatro de la madrugada. Chotokoeu fue el último grupo en subir al escenario, y ofreció por su parte un repertorio musical alegre y diverso que mantuvo al público en el recinto hasta altas horas de la madrugada. DJ Rachael, una de las primeras mujeres dj de África, cerró la noche con una amalgama musical que cabalgaba por distintos ritmos y sonoridades del continente negro.

Durante el día destacó especialmente la vivacidad y la espontaneidad en el Paseo de los Álamos, con actuaciones improvisadas, juegos de calle que congregaban a gente de todas las edades, talleres, artesanía y mucho más. Todas las actividades programadas en los distintos espacios del municipio jiennense contaron con un elevado numerando de participantes superando, la mayoría de ellas, el número de plazas que tenían previstas.

Un año más el circo robó el corazón al público etnosureño. La compañía granadina Vaivén Circo-Danza ofreció un espectáculo en el que cuatro entrañables personajes debían construir una rueda de dos metros y medio de diámetro, acrobacias en clave de humor y mucho dinamismo formaron parte del show que conquistó desde el principio a los asistentes.

Síguenos en redes sociales y comparte:
Etnosur utiliza cookies para funcionar, si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. aceptar | Más información