Todo encaja en Etnosur

Con los aromas, aún recientes, y el poso que nos dejó un espectacular Celso Sanmartín con sus narraciones, en el Casablanca, me encamino al escenario del circo.

Sé que juego a caballo ganador, pero hay que cerciorarse. Una vez cerciorado, me reafirmo en pontificar, con lo que eso duele, que es la actividad no estrictamente musical, más puntera y masiva de este collage diverso y comprometido, llamado Etnosur.

Pero, créanme gente, aquí, en Alcalá, hay un tipo de la Venta de Agramaderos, que repite año tras año y se coloca cerca de donde habitamos los seres de la prensa, que disfruta más que nadie con el circo. Se llama Francisco Manuel Pasadas y su apellido hace honor a cómo se lo pasa el menda. Ríe sin anestesia, interactúa con los vecinos de grada y con los mismísimos artistas, no se corta un pelo y nos deja sus momentos de gloria.

Superado el preámbulo preciso, vamos al turrón. Rompen fuego, como en casi todas las actividades de este año, un par de artistas de la tropa del Pacifico que visita Etnosur y a continuación la esperada compañía “Lolo Fernández & Cia” con su espectáculo “Piano, piano” que, basándose  en el lenguaje del clown contemporáneo como punto de partida y referencia para sus creaciones, te atrapan desde el primer instante y te contagian su arte a las primeras de cambio.

El primer proyecto escénico de este dúo formado por Lolo Fernández y el pianista danés Morten Jespersen, dónde unen humor y música de una manera natural, es una auténtica pasada. El algodón no engaña y, ayer, la gente disfrutó a rabiar. Su puesta en escena, el desparpajo y la complicidad que tienen estos tipos, no se ve todos los días. Tienen legión de seguidores, incluso una chica de Formentera.

Me olía que sobre la propuesta escénica que traen, la pueden variar en función del público que se encuentren. Pero no se crean que voy de Nostradamus, me lo confirmaron ellos mismos, a última hora en el bar de la piscina municipal. Aviso a posibles contratantes, éxito asegurado.

A continuación, la compañía UpArte nos ofreció su espectáculo “Todo encaja”, con un punto fresco, visual y acrobático en el que seis carismáticos personajes contagian  al público de emoción y alegría, en un show pleno de música, saltos, vuelos y torres humanas, que deja ver el lado más personal y divertido de la acrobacia.

En definitiva, dos horas de calidad circense en dos de sus modalidades que colmaron de emoción, alegría, risas y buen rollo.

Fdo. Paco Salas

Etnosur utiliza cookies para funcionar, si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. aceptar | Más información