Cambiar las imágenes para cambiar el mundo

La activista visual Yolanda Domínguez estará este año en el Foro de Etnosur para debatir sobre los efectos y consecuencias que tiene el uso de las imágenes en las personas y en la construcción de la identidad. “Las imágenes han formado parte de mi forma de comunicarme desde que era pequeña. Cuando estudié Bellas Artes empecé a interesarme por el impacto y el papel que tenían en la sociedad más allá de que fueran bellas estéticamente. Eso me ha llevado a estudiar cómo funcionan y qué consecuencias tienen en las personas”, señala. El encuentro tendrá lugar el sábado 21 de julio, a las 12:30h, en el Centro Social ‘La Tejuela’ de Alcalá la Real (Jaén). El foro etnosureño es el espacio más reflexivo del festival, un punto de encuentro donde se intercambian ideas y experiencias sobres temas actuales y de interés.

Las creaciones artísticas de Yolanda Domínguez se caracterizan por ser acciones sociales y colectivas que buscan agitar conciencias, estimular el pensamiento crítico y ayudar a las personas a relacionarse entre sí. “La energía transformadora que tiene la acción no se puede conseguir con la contemplación de algo. Me gusta que mis trabajos sean colectivos y que puedan tener finales diferentes dependiendo de la creatividad y de las decisiones de las personas que las activan. Es difícil que una sola persona cambie el mundo, pero la acción de muchas sí puede transformarlo”, subraya la artista.

“Estar en Etnosur es una oportunidad magnífica para compartir mi trabajo con un público muy diverso… Creo que la cultura y el arte tienen un papel crucial en la sociedad que tiene que ver con enseñar a las personas a ser críticas y reflexivas”

Algunas de sus acciones han sido por ejemplo la Gym Win Session, en la que la artista plantea una sesión gimnástica dirigida a las mujeres para practicar poses de triunfo y lograr integrarlas en la expresión corporal femenina. O  la acción colectiva Registro, mediante la cual mujeres de distintas ciudades de España acudieron a las oficinas de Registros Mercantiles para registrar la propiedad de sus cuerpos, entre muchas otras. “La última estrategia que puse en marcha fue hacer un montaje ficticio dibujando a mujeres relevantes de la historia en las galletas TostaRica y compartiéndolo en redes como si fuera real. La respuesta fue muy emocionante porque miles de personas querían comprar esas galletas para poder hablarles a sus hijos e hijas de los logros de esas mujeres. La empresa se puso en contacto conmigo y ojalá pueda salir algo de esa idea”, añade. A través de estas acciones Yolanda Domínguez aspira a despertar inquietudes, construir comunidades que se manifiesten frente a un conflicto y, en definitiva, ayudar al empoderamiento de la persona.

“Estar en Etnosur es una oportunidad magnífica para compartir mi trabajo con un público muy diverso y también aprender e intercambiar experiencias con otros profesionales. Creo que la cultura y el arte tienen un papel crucial en la sociedad que tiene que ver con enseñar a las personas a ser críticas y reflexivas, así como brindarles la posibilidad de imaginar y proyectar nuevos mundos y formas de relacionarse”, concluye.

Etnosur utiliza cookies para funcionar, si continúas navegando consideramos que aceptas el uso de cookies. aceptar | Más información